Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

El tiempo que se va

Han pasado muchos meses. Un montón de semanas. Varios cientos de días. Y hasta hoy no he encontrado el momento de retomar el blog y encima ando casi desaparecida en las redes.

No hay una respuesta fácil a por qué he pasado todo este tiempo alejada de los lectores, amigos, compañeros…

Escribir es como ir al gimnasio. ¿Cuántos de vosotros os habéis apuntado y luego de ir un par de veces habéis abandonado bajo excusas más o menos ciertas? Parece que cuando dejas de ir un día, la siguiente clase de pilates se te hace muy lejana, y no digamos ya si abandonas unas semanas.

Llega un momento en que te da vergüenza, piensas que el resto de los alumnos tendrán un nivel altísimo y tú, perdido entre la vagancia del sofá y el cafetito de por la tarde, vas a verte ridículo vestido con ropa deportiva.

Algo así sucede con la escritura y sospecho que con casi todo en la vida.

Y como me conozco, intento mantener una férrea disciplina, con más o menos éxito según el día.

Después de publicar mi últi…

Entradas más recientes

Mi nueva novela. #EF

Segunda edición por fin lista.

Nuevo relato: Despedida.

Termina el año y comienzan los sueños.

Oferta de Navidad

Escritora de carne y hueso

A corazón abierto

¿Nos vemos?

Ama lo que haces

Mi última novela